viernes, 8 de agosto de 2008

"GOAL" de Nintendo


Soy aficionado a los videojuegos y al fútbol, mas concretamente soy aficionado a los videojuegos de fútbol, de hecho provocan en mí sentimientos profundos, casi épicos, como si fuese yo quien ganase la liga y no los 11 muñequitos del Pro Evolution Soccer.
En ocasiones cierro los ojos y sigo oyendo su la musiquilla del principio...

Este último juego, el Pro Evolution Soccer 2008, es el que concentra actualmente mi atención videojueguil, pero durante la gloriosa época de los 8 bits, hubo un juego que me marcó profundamente, el "Goal".
Durante la primera mitad de los 90, en España surgió la fiebre de las videoconsolas, yo era un orgulloso usuario de una compatible de nintendo, y en las vísperas de un cumpleaños, pedí a mis padres que me compraran un videojuego de fútbol, ya que en mi cartucho no venía ninguno, así que nos fuimos una tarde en busca de uno. Hay que decir que durante esa época en poblaciones-dormitorio como la mía, no había tiendas exclusivamente de videojuegos, así que tras buscar en varias "papelerias-videoclubes-jugueterias-tienda de electrodomésticos" y acercandose ya la hora de cerrar pude ver, probar y analizar este videojuego que nos ocupa. Aunque al principio no me convenció del todo decidí llevármelo, mas que nada porque siempre he sido un ansioso y no quería enfrentarme a otro dia sin mi juego de futbol, así que "mama, paga que me quiero llevar este".
Ya en casa lo pude probar detenidamente. La verdad es que cuanto mas me viciaba, mas me gustaba, y pese a que era bastante chungo, con el tiempo logré pasármelo, y aunque recuerdo el día en que sucedió eso, tengo un recuerdo mucho mas intenso: el día que conseguí llegar a la última fase, a la final...
Había 2 modos de juego: Liga norteamericana y Mundial, siendo este último el mas largo y chungo. El sistema de competición mundial era antiguo, como en España-82:
1ª fase de grupos con 4 equipos
2ª fase de grupos con otros 4 equipos
Semifinal
Final.
Cada partido duraba bastante y para pasarte el juego necesitabas unas 4 horas (eso sin contar las prórrogas). Tras cada fase, tenías unos passwords para reanudar el juego cuando quisieras y que no se hiciera tan largo, pero para mí eso no valía, el mérito consistía en pasartelo del tirón, y ademas con España, aunque la pusieran mala, ¡¡con dos cojones!! así que un día me preparé para el gran reto.
Los passwords son para nenazas

Elegí una tarde de agosto después de comer, y empecé a jugar: la primera fase la pasé sin dificultad, y la segunda pese a ganar todos los partidos me costó muchísimo, y ya llegué a las semis.

Entre estos gráficos y las pajas, no entiendo como nunca he necesitado gafas...

Semifinales: España Vs URSS, casi ná. Empieza el partido y consigo marcar, ¡cojonudo! pero los soviéticos juegan que no veas y me cuesta bastante llegar con ese resultado al descanso. Ya en la segunda parte, me marcaron 2 goles casi seguidos y ví peligrar seriamente mi pase a la final, pero poco antes del pitido final, logro empatar (con un chicharro bastante majo, por cierto). Ya en la prórroga, la URSS atacaba mucho y muy bien, creía que era casi imposible ganarles, pero en la 2ª parte de la prórroga meto un gol de chorra y me dispongo a aguantar el resultado en plan amarrategui (con lo mal que me cae Clemente, que cosas), y lo empecé a pasar mal, ya lo creo... tanto es así que incluso tuve que darle al pause, porque me estaba poniendo de los nervios, así que me senté en sofá, intenté relajarme, fuí a hacer pis y beber agua... pero en esto que llegó mi padre del curro y...

"oye nene, quita esta tontá anda, que quiero ver la tele"

"jo papa... ¡que estoy jugando, y estoy casi en la final!, y que he estado aguantandome la ganas de mear un montón, porque los rusos son muy buenos... y que no me he bajao hoy porque me lo quiero pasar, y, y y, y es que..."

Total, que nosé cómo pero logré convencer a mi padre. Con esa pequeña batalla ganada, reuní la moral y el aplomo suficiente para aguantar el resultado, y llegué a la final...
El tema de la final fué bastante mas simple, jugaba contra Inglaterra, empezaron marcandome 2 goles, aunque pudieron ser alguno mas, y ya casi al final conseguí recortar el resultado y quedamos 2-1. Tras a acabar el partido, ¡zas! vuelta a la pantalla del principio, menuda manera mas chana de perder, ni un well done, ni la próxima vez será, ni un users don´t use drugs, ¡nada! hay que joderse... lo peor fué la cara de tonto que se me quedó, porque sacrifiqué una tarde de verano en pasarme el juego para nada, ¡una tarde que no me bajé a la calle a jugar! aunque viéndolo desde la distancia, en aquellos años una tarde de verano metido en casa solo podía significar 3 cosas:
-Que te habías enfadado con los colegas
-Que estabas castigado
-Que estabas echando un buen vicio a la consola
Luego con el tiempo me lo logré pasar, pero tampoco la victoria en el mundial era un fiestón, una imagen de un jugador a hombros con el trofeo, acopañado de un cartel de CONGRATULATIONS y un bucle musical fué lo que salió al final. Que vamos, no me esperaba que saliera el presidente de la FIFA en plan poltergeist a darme la copa del mundo, pero algo mas chulo se podrían haber currado, vamos digo yo.

1 comentario:

El Buscon dijo...

menudo juegazo. igual ahora hay juegos mucho mas avanzados en graficos pero este era un puto vicio. creo que voy a ir buscando un emulador y lo voy a volver a "repasar" jejeje. buen trabajo!